Ingenios atienden a damnificados por erupción del Volcán de Fuego

Los ingenios azucareros que conforman el Azúcar de Guatemala unieron esfuerzos para apoyar a las personas damnificadas por la erupción del Volcán de Fuego registrada el pasado 3 de junio.

Esta tragedia que enluta a Guatemala, ha dejado a más de 1.7 millones de personas afectadas, de las cuales más de 3 mil 500 se encuentran viviendo en albergues temporales. Como parte del compromiso con Guatemala y la solidaridad con los damnificados, los ingenios parte del Azúcar de Guatemala pusieron a disposición de las autoridades maquinaria pesada, médicos y cocinas industriales.

De esa manera, en las cocinas industriales de los ingenios se prepara la comida caliente para las familias que se encuentran acogidas en cuatro de los albergues establecidos por las autoridades y desde el inicio de la emergencia los ingenios del Azúcar de Guatemala han preparado y entregado más de 40 mil platos de comida, entre desayunos, almuerzos y cenas.

A este esfuerzo se han unido empresas y organizaciones que han realizado la donación de alimentos a granel para que estos sean procesados en las cocinas industriales, con el objetivo de garantizar alimentos calientes para los damnificados que se encuentran en albergues. En promedio cada día se preparan 3 mil 200 platos de comida.

Entre las empresas que se han sumado y ya han donado alimentos figuran: autoridades locales (Conred, Municipalidad de Escuintla, Gobernación Departamental de Escuintla), Arrocera Los Corrales, Maseca, Panifresh, Aeroclub y Spectrum. Éste último a través de las donaciones recibidas en los centros comerciales Miraflores, Oakland Mall, Portales y Naranjo Mall.

En las cocinas industriales del Azúcar de Guatemala se preparan los alimentos para los damnificados alojados en los albergues: Gimnasio Abner Casasola, Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, Escuela El Modelo y Escuela tipo Federación José Martí, en Escuintla; Escuela Leonor Ramos Pinzón, en Siquinalá; así como en el Instituto Nacional de Educación Básica María Josefa Rosado Lara y Escuela El Socorro, en Santa Lucía Cotzumalguapa. Cabe mencionar que cuatro de estos centros ya fueron cerrados; sin embargo los restantes tienen a alrededor de la mitad de las personas albergadas en Escuintla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *