CONSERVACIÓN Y BIODIVERSIDAD

USO DEL AGUA

El agua es un recurso esencial para la vida humana, así como para los procesos agrícolas e industriales. Ante el impacto del Cambio Climático y de Fenómenos Naturales como El Niño, que provoca sequías, la Agroindustria Azucarera ha implementado prácticas para reducir el consumo de agua y hacer un uso racional del recurso.

El uso de agua en los procesos agrícolas se ha reducido mediante la implementación de sistemas de riego más eficientes, así como el uso de nuevas tecnologías y procesos tales como la limpieza en seco de la caña de azúcar, reduciendo considerablemente el uso del vital líquido.

  • La reutilización del agua en algunas fábricas ha permitido una reducción hasta de un 99% en el consumo.

El agua utilizada en el proceso industrial es enviada a sistemas de enfriamiento, conformados por torres o piletas en las cuales se reduce la temperatura para ser reutilizada en el proceso.

En cuanto a las aguas residuales industriales producto del proceso de fabricación de azúcar, estas pasan por un proceso de tratamiento y salen cargadas de nutrientes y se destinan a sistemas de ferti-riego.

CONSERVACIÓN DE LA BIODIVERSIDAD

El programa de reforestación tiene entre sus prioridades la recuperación y conservación de las cuencas de los ríos en la vertiente del Pacífico. Como parte de los refuerzos impulsados desde las Mesas Técnicas para el uso del agua de los ríos, en 2017 se inició la reforestación en las cuencas de los ríos Los esclavos, Achíguate, Madre Vieja, Bolas y Peráz.

Con el apoyo del ICC, la Agroindustria Azucarera ha sembrado 3.2 millones de árboles desde 2011.

En 2017 la meta fue sembrar un millón, a razón de 5 mil 479 diarios, como parte de su de compromiso con la conservación de la biodiversidad y la mitigación del Cambio Climático.

REUTILIZACIÓN DE DESECHOS

Los ingenios azucareros de Guatemala son autosuficientes en el ámbito energético, ya que generan su propia energía y el excedente lo venden al Mercado Eléctrico Nacional y Regional, contribuyendo a la diversificación de la matriz energética, a superar el déficit de energía que enfrentaba el país, a la estabilidad de la tarifa eléctrica.

Cada año aprovechan las más de 7.5 millones de toneladas del bagazo de caña resultantes del proceso de elaboración de azúcar, para la generación de energía renovable y en tiempo de zafra aportan el 32 por ciento de la demanda eléctrica de toda Guatemala.

Esta generación de energía limpia evita que cada año lleguen al ambiente 1.5 millones de toneladas de CO2, según investigación del Instituto Privado de Investigación sobre Cambio Climático de Guatemala -ICC-, institución técnica encargada de asesorar al sector azucarero en materia ambiental.

La Agroindustria Azucarera de Guatemala tiene una capacidad instalada de generación de 630MW (megavatios)

Por su eficiencia es un referente mundial en la cogeneración de energía partir de biomasa fue uno de los primeros países en producir más del 5% de la generación nacional.

Además, cada año produce 289 millones de litros de alcohol que sería suficiente para generar Gasohol E10 (10% de Etanol y 90% de gasolina) para el parque vehicular guatemalteco, lo que disminuiría el precio y contaminación de los automotores.

El Gasohol es un producto utilizado en Estados Unidos, Australia, China, Colombia, Argentina, Jamaica, Nueva Zelanda, Alemania, Austria, entre otros.

APROVECHAMIENTO DE RESIDUOS

CENIZAS: SE UTILIZAN PARA EL ACONDICIONAMIENTO Y FERTILIZACIÓN DE SUELOS EN LOS CAMPOS.

VINAZA: SE UTILIZAN PARA LA FERTILIZACIÓN DEL CULTIVO MEDIANTE SISTEMAS DE FERTI-RIEGO.

CACHAZA: SE UTILIZA PARA EL ACONDICIONAMIENTO DE SUELOS

BAGAZO: COGENERACIÓN DE ENERGÍA (ENERGÍA LIMPIA)

AGUAS RECIDUALES: FERTILIZACIÓN DEL CULTIVO MEDIANTE SISTEMAS DE FERTI-RIEGO Y SISTEMAS DE TRATAMIENTO

REUTILIZACIÓN DE AGUA EN FÁBRICAS: RECIRCULACIÓN DE AGUA EN EL PROCESO MEDIANTE SISTEMA DE ENFRIAMIENTO

MELAZA: ES UN RESIDUO DE LA PRODUCCIÓN DE AZÚCAR ES UTILIZADO PARA PRODUCIR ALCOHOL

INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

Otra manera de enfrentar los desafíos que presenta el Cambio Climático es el desarrollo de nuevas variedades de caña utilizadas para la producción de azúcar, resistentes a plagas, enfermedades y estrés hídrico, con el fin que se adapten mejor a las condiciones de cada región cultivada.

A través del Centro Guatemalteco de Investigación y Capacitación de la Caña -Cengicaña-, el sector azucarero ha promovido la investigación y desarrollo de 19 variedades de caña más productivas, que requieren menos agua y son más resistentes a plagas, lo cual ha significado una mayor producción, en el mismo territorio, que representa un 3.3% por ciento de las áreas cultivables de Guatemala.

La investigación científica es clave para la productividad y sostenibilidad, tanto en el cultivo de la caña como en la producción de azúcar. El desarrollo de procesos más eficientes, acompañados de prácticas sostenibles hacen del Azúcar de Guatemala una agroindustria competitiva.