Los ingenios azucareros adoptan medidas para optimizar el agua

En la producción de azúcar, los ingenios azucareros de Guatemala han implementado nuevas tecnologías y procesos, tanto en el cultivo de la caña como en las actividades industriales, para reducir su consumo de agua.

Torre de enfriamiento de agua

Guatemala es un país con alta vulnerabilidad a los efectos del Cambio Climático y la agricultura es uno de los sectores más afectados por las variaciones climáticas. Es por ello, que los ingenios han implementado sistemas de riego más eficientes, que utilizan menos agua y aplican solo la cantidad que la planta necesita. 

Asimismo, los ingenios han invertido en sistemas para la reutilización del vital líquido en las fábricas de azúcar. El agua que se usa en el proceso de fabricación es llevada a un sistema de enfriamiento; ya que sale a alta temperatura, donde luego de ser enfriada retorna a la fábrica, mediante un sistema de recirculación, para ser usada de nuevo.

La Huella hídrica del Azúcar de Guatemala 

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Privado de Investigación sobre Cambio Climático -ICC- la huella hídrica del cultivo de caña de azúcar de Guatemala para la zafra 2019-2020 se estimó en 110.35 m3 de agua por tonelada de caña, en donde lo que se utiliza para riego representó el 21% de la huella hídrica total. En el caso de Guatemala, el agua de lluvia representó el 73% de la huella hídrica total.

Riego

Cada tonelada de caña producida en Guatemala utiliza un 47% menos agua que la caña producida a nivel mundial, cuyos resultados pueden estar relacionados especialmente a los altos rendimientos de caña por hectárea que la agroindustria azucarera de Guatemala ha alcanzado.

De los cultivos que más se producen a nivel mundial, la caña de azúcar es el que tiene la menor huella hídrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *