Ingenios azucareros implementan prácticas para la conservación de suelos

Los ingenios azucareros están comprometidos con el cuidado y la conservación del medio ambiente han implementado prácticas para el cuidado de los suelos de la Costa Sur para evitar la erosión, conservar nutrientes y mejorar su fertilidad y productividad.

Entre los aspectos generales figuran:

  • Análisis de suelos es la herramienta básica para conocer las propiedades del suelo y la disponibilidad de nutrientes y se analizan características físicas y químicas mediante un muestreo de las áreas que incluyen clima de la región, radiación del sol, amplitud térmica, topografía, inclinación y riesgos de erosión entre otros.
  • Se implementan estructuras de conservación de suelos y empleo de cobertura vegetal en los laterales de los caminos.  
  • Se promueve la protección de humedales, áreas forestales y corrientes naturales de agua.
  • Siembra de la caña adecuada y que mejor se adapte a cada suelo, en base a sus características agronómicas, resistencia a plagas y adaptación a las variaciones climáticas.
  • Cada 5 años se renueva el cultivo de caña para mantener su rendimiento, por lo que, en algunas áreas idóneas se aprovecha esa renovación para nutrir el suelo a través del programa de Abonos Verdes de los ingenios.

Prácticas sustentables para mantener la fertilidad del suelo

La aplicación de nutrientes es vital para mantener la fertilidad de los suelos y derivado del análisis de los campos se determinan las estrategias para su utilización, entre las cuales figuran:

 Uso de abonos verdes

Flor de la crotalaria

El programa de Abonos Verdes de los ingenios es una medida ecológica de siembra de plantas leguminosas que proveen al suelo de nitrógeno y con ello evitar el uso de productos comerciales. Cuando las leguminosas se mezclan con el suelo aportan materia orgánica que mejora la textura y estructura del suelo, además promueve el desarrollo de microorganismos que son benéficos para los cultivos.

Uso de abonos orgánicos  

La   materia orgánica mejora las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo, favoreciendo una mayor disponibilidad de los nutrientes para las plantas y mejorando la salud del suelo en general.   

En la agroindustria azucarera se generan importantes cantidades de residuos orgánicos como sub productos que tienen alto valor agronómico entre ellos: la cachaza, la ceniza y la vinaza.

  • La cachaza es un residuo de la fabricación de azúcar y aporta al suelo fósforo, calcio y nitrógeno entre otros.  Se estima que en cada zafra se producen más de 750,000 toneladas de este residuo que es aprovechado para nutrir campos.
  • La vinaza es un residuo líquido proveniente de la destilación del alcohol y está constituido principalmente por agua, materia orgánica y minerales que benefician el suelo.
  • La ceniza, mezclada con cachaza es de beneficio para suelos con Ph ácidos

Captación de agua de lluvia

Acequia de ladera Ingenio Pantaleon

El agua de lluvia es captada en zanjas y contribuye a la recarga de los mantos acuíferos. Esta práctica agronómica es responsable con el medio ambiente, contribuye a la recarga hídrica, a mitigar el desgaste del suelo por la precipitación y a evitar inundaciones.

Los ingenios tienen 2,507 hectáreas de bosques naturales, los cuales son protegidos. La reforestación y conservación de bosques en las riberas de ríos ayudan a la conservación de suelos al evitar la erosión y también son barreras naturales que evitan inundaciones y sirven de hogar a especies de flora y fauna.   

Los ingenios azucareros con el apoyo de Cengicaña y el ICC trabajan para el desarrollo e implementación de prácticas para la conservación de los suelos y así propiciar una operación sustentable, más ecológica y en sostenibilidad con la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.